octubre 3, 2022

En contexto desde el Caribe

El núcleo de la Tierra “se enfría más rápido de lo que se pensaba”

Realidades.- La Tierra puede estar perdiendo su calor interno a un ritmo más rápido de lo que se pensaba hasta ahora, según los científicos de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich Los investigadores han ideado un experimento de laboratorio para medir la cantidad de calor que se irradia desde el núcleo del planeta, formado por hierro y níquel fundidos, hacia la superficie.
El extraño comportamiento del núcleo de la Tierra que está preocupando a  los científicos
El calor se conduce a través de un mineral del manto terrestre, llamado bridgmanita, que entra en contacto directo con el núcleo exterior. La transferencia de calor potencia la actividad volcánica y el movimiento de las placas tectónicas. El experimento empleó un «sistema de medición de absorción óptica, en una unidad de diamante calentada con un láser pulsado», para simular la conductividad térmica de la bridgmanita a una profundidad de 3 000 kilómetros a temperaturas de hasta 6 000 grados Celsius.
Un volcán en erupción con la silueta de unos hombres en la cresta del propio volcán
La transmisión de calor del núcleo a la superficie puede analizarse mejor con la actividad volcánica, como la erupción del Eyjafjallajockull en Islandia en 2010. Keystone / Vilhelm Gunnersson
«Este sistema de medición nos ha permitido demostrar que la conductividad térmica de la bridgmanita es aproximadamente 1,5 veces mayor de lo que se suponía», declaró el profesor de la EPFZ, Motohiko Murakami.Enlace externo «Nuestros resultados podrían darnos una nueva perspectiva sobre la evolución de la dinámica de la Tierra. Sugieren que la Tierra, al igual que los otros planetas rocosos Mercurio y Marte, se está enfriando y volviéndose inactiva mucho más rápido de lo esperado.»
Balance del calor interno de la Tierra - Wikipedia, la enciclopedia libre
El proceso también podría verse magnificado ya que la bridgmanita se convierte en posperovskita cuando se enfría, un mineral que conduce el calor de forma más eficiente que la bridgmanita. Los investigadores creen que el enfriamiento de la Tierra se acelerará cuando la posperovskita se convierta en el mineral dominante del manto. Pero los resultados no son suficientes para precisar cuándo la Tierra puede enfriarse hasta el punto de que las placas tectónicas dejen de moverse. Hay otros factores en juego, como el modo en que los elementos radiactivos se descomponen en el interior de la Tierra. Fuente: swissinfo.com