Tambalea Gertz: AMLO ya expresa en privado su enojo porque la carpeta contra Anaya es “muy endeble”

Realidades.- La preocupación presidencial crece en paralelo al conflicto en la UDLA de Puebla. ¿Cuáles son los intereses del fiscal en esa disputa?

Alejandro Gertz Manero, Fiscal General de la República.

Alejandro Gertz Manero, Fiscal General de la República.Cuartoscuro

Gertz publicó hace algunos días los pilares jurídicos detrás de la carpeta de investigación en contra de Anaya: básicamente la acusación se basa en la declaración de Emilio Lozoya, quien afirma que se entregó dinero a legisladores del PAN para conseguir la aprobación de la Reforma Energética.

El problema de la declaración de Lozoya es que asegura haber entregado ese dinero en agosto de 2014, es decir al menos ocho meses después de la votación de la Reforma Energética. Allí aparece el primer dato llamativo, porque se estaría “comprando” votos muchos meses después de la aprobación.

Pero en el propio documento de la Fiscalía aparece esta incongruencia, cuando se afirma que “según constancia en actas ministeriales dicha cantidad se le entregó a Ricardo N en el año 2014”, y en el párrafo siguiente se asegura que “posteriormente, y de conformidad con lo señalado en el Diario de Debates de la Cámara de Diputados quedó constancia” de que Anaya votó a favor de la Reforma Energética.

En el círculo rojo rápidamente se burlaron de Gertz por querer aportar como prueba el voto afirmativo de Anaya, así como lo hicieron otros 353 diputados. El problema es que esa votación no fue “posteriormente”, sino unos ocho meses antes. De hecho, no fue en 2014, sino en diciembre de 2013. En todo el argumento de Gertz se repite esta inconsistencia de fechas.

Desde luego, estas fallas fueron explotadas al instante por Anaya, quien además agregó el dato de que en esa fecha -es decir en la supuesta entrega de dinero- ni siquiera era diputado, porque ya había pedido licencia para ocupar la Secretaría General del CEN panista.

“Andrés Manuel está poniendo la cara en una disputa política con Anaya, y podría pagar los costos de una carpeta de investigación demasiado endeble. Quiere decir que todo el acuerdo con Lozoya no sirvió para nada”, asegura un funcionario de Palacio Nacional que escuchó las quejas de AMLO.

El trabajo de Gertz está siendo cuestionado quizás como nunca antes. Pero no es la primera vez que se lo acusa de “desatender” los temas prioritarios de la 4T, es decir el combate a la corrupción. El fiscal es cuestionado por demorar las carpetas importantes, y en cambio ser sumamente efectivo en investigaciones donde está vinculado de alguna manera.

Por ejemplo, en la 4T circula el dato de que la única preocupación en la que ocupa su tiempo el fiscal es la carpeta contra la familia política de su hermano Federico. Los acusa de haber abandonado a su hermano durante los últimos meses antes de su muerte. Ya logró que Alejandra Cuevas, hija de Laura Morán -pareja de Federico- está en prisión.

Pero en las últimas semanas, AMLO empezó a pedir información más detallada sobre los vínculos y los intereses políticos de Gertz en la polémica de la Universidad de las Américas de Puebla. Ocurre que el fiscal trae un viejo litigio con los Jerkins por la titularidad del nombre UDLA. Gertz fue rector -y algunos dicen que aún es dueño- de esa institución educativa en la Ciudad de México, una escisión de la universidad poblana.

Juan Ramos López, titular de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delitos Federales (SEIDF), fungía como apoderado legal de Gertz Manero en el litigio por el registro y uso de la marca comercial “Universidad de Las Américas”.

Y fue justamente Ramos López -ahora como subprocurador en la FGR- quien resolvió revocar el no ejercicio de la acción penal por el caso de la UDLAP -decisión que había tomado la propia Fiscalía en mayo de 2018- y ordenó reabrir la investigación contra la familia Jenkins y el patronato de la UDLAP, a pesar de que no tenía facultades legales para hacerlo y de que su actuación es causal de impedimento por un clarísimo conflicto de interes.

AMLO empezó entonces a recibir más datos de los conflictos de interés que envuelven a Gertz, que seguiría de cerca las causas que lo involucran de algún modo, e incluso usaría funcionarios de la Fiscalía en su favor. En cambio, expuso al Presidente a una disputa política con uno de sus principales adversarios, con una carpeta que tiene fallas por todos lados.

Fuente: LPO

About admin

Check Also

Presidente peruano dice en la OEA: no somos comunistas

Realidades.- Lima. “No somos comunistas, no hemos venido a expropiar a nadie ni a ahuyentar …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *