Apela Carlos Mimenza la sentencia de 8 meses de prisión por enviar presuntos mensajes de whatsapp, defensa legal señala a Carlos Joaquín por orquestar la persecución judicial

Realidades.- La juez de distrito, Verónica Gutiérrez Fuentes, sentenció con ocho meses y dos días de prisión inconmutables e insustituibles al aspirante a precandidato presidencial independiente, Carlos Mimenza, por amenazas y violación de la libertad de expresión en agravio de Amir Ibrahim según información de Proceso.

Sin embargo, Mimenza apeló inmediatamente la sentencia, con lo que el caso deberá ser resuelto ahora por un tribunal de circuito como estrategia jurídica de la defensa encabezada por Leonardo Kumul.

La sentencia de la jueza Gutiérrez Fuentes ordena suspender los derechos político-electorales de Carlos Mimenza con evidente dedicatoria política por la denominada cruzada en contra de la corrupción que emprendió el empresario acompañada de una estrategia mediática en redes sociales durante el año 2017 donde denunció a través de diferentes querellas a diversos personajes de la vida pública del estado de Quintana Roo e inclusive convocó a la conformación de grupos de autodefensas en la entidad.

Cabe señalar que Mimenza según la sentencia apelada debería pagar toda la simulación institucional por los gastos generados por el Mecanismo de Protección a Periodistas de la Secretaría de Gobernación (Segob).

La simulación del proceso judicial incluyó psicólogos y diversos personajes que se prestaron para sustentar el caso jurídicamente a pesar de que las únicas pruebas son 3 mensajes de whatsapp que dicen textualmente lo siguiente:

CM: “Ten cuidado por donde te mueves. Te tengo vigilado. Lo que tú haces por la espalda yo te lo voy a hacer de frente”, fue el primer mensaje.

El segundo mensaje fue: “Primera advertencia”.

Y el tercero: “Y guarda la pantalla. Para que guardes las pruebas de mi promesa”.

Postura de la defensa de Carlos Mimenza

Según declaraciones de Leonardo Kumul resultó todo un circo  el juicio por supuestas amenazas de whats app del empresario Carlos Mimenza al pseudo periodista Amir Ibrahim.

Sin presentar una sola prueba material y basado en testimonios de terceras personas, la jueza Verónica Gutiérrez demostró ser parte de la persecución política desatada en contra del empresario y decretó culpable a Carlos Mimenza, situación que viola todo el derecho procesal penal y que pone en evidencia la alta CORRUPCIÓN imperante en el estado de Quintana Roo.

El abogado defensor, Lic Leonardo Kumul hizo hincapié en que todos los hechos que giraron en torno a las supuestas amenazas, se basaron en meras suposiciones personales y analogías del Tribunal de Enjuiciamiento, se violó el principio de inmediación y contradicción de la prueba, ya que la jueza valoro antecedentes de investigación que no formaron parte del caudal probatorio y se basó en meras declaraciones de oídas, situación que es una clara violación al sistema de justicia penal acusatorio.

Por esas razones se vieron obligados a presentar la apelación a la sentencia con el fin de sacar el expediente de Quintana Roo, ya que la corrupcion en el estado alcanzó niveles insostenibles. Reiteraron que tienen plena confianza que al trasladar el expediente fuera del estado, esta situación se revertirá.

En el colmo del descaro, la jueza pretendía imputar con 8 meses de prisión y negarle los derechos que marca la ley, de ser conmutable la multa por ser un delito menor, de esa manera pretendían convertir al empresario en el primer Preso Político de este sexenio.
Por lo que no descartan iniciar el procedimiento de Reconocimiento de Inocencia Federal y recurrir a la comisión internacional de derechos humanos.

Sin lugar a dudas, este juicio tiene más tintes de venganza política, ya que el gobernador Carlos Joaquín González a movido todo su poder e influencias para poder encarcelar a quien lo ha señalado en diversas ocasiones como un gobernador corrupto y principal responsable de las innumerables muertes y ejecuciones en el estado.

Una raya mas para el negro historial del estado de Quintana Roo. Donde robar, extorsionar, desviar recursos públicos, difamar, secuestrar o matar son delitos que no merecen tanta difusión ni interés de la prensa, como enviar unos supuestos whatsapp finalizó Kumul.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.