Comunidades mayas acusan al Gobierno de México de no respetar su lucha contra Monsanto

Realdiades.-Las comunidades mayas del municipio de Hopelchén, en la península de Yucatán (México), expresaron su descontento por la falta de garantías otorgadas por el Gobierno para realizar la consulta sobre el avance de la producción agropecuaria transgénica y las actividades de Monsanto, que afectan su hábitat natural. Por lo tanto, anunciaron que continuarán el diálogo cuando asuma el próximo presidente, Andrés Manuel López Obrador.

La decisión surgió luego de la última sesión de consulta sobre la soja transgénica ―ordenadas por la Suprema Corte de Justicia de la Nación―, del 25 de agosto, en la que, según denunciaron, las autoridades incentivaron la división entre los pobladores, publicó La Jornada Maya, debido a la presencia de sojeros que en otras oportunidades generaron enfrentamientos entre los presentes.

Manifestantes durante una protesta contra Monsanto Co, en la Ciudad de México, México, el 23 de mayo de 2015. / Ginnette Riquelme / Reuters

Además, cuestionaron que organismos como la Comisión Intersecretarial de Bioseguridad de Organismos Genéticamente Modificados y la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas tampoco garantizaron la bioseguridad, ya que permitieron la siembra, cosecha y comercialización de soja transgénica, lo que violó e incumplió acuerdos previos con los mayas.

Una violación al medioambiente

Gustavo Huchín, apicultor que integra el colectivo MaOGM que se opone a los organismos genéticamente modificados, criticó a esas entidades por haber omitido durante las discusiones información sobre “las implicaciones de la soja transgénica y las violaciones al derecho al medio ambiente sano”. Incluso, las acusó de haber expresado que “el glifosato era inocuo”, cuando en realidad “fue declarado como probable cancerígeno“.

Por su parte, Maria Colin, de Greenpeace, agregó que “las autoridades encargadas de llevar a cabo la consulta con comunidades indígenas deben considerar todas las implicaciones sociales, económicas y culturales que este modelo de agricultura industrial acarrea en la región”, como la “deforestación, contaminación de agua con agroquímicos, muerte de abejas, contaminación de miel, además de daños a la salud”.

La lucha contra Monsanto

Las comunidades mayas profundizaron su lucha contra Monsanto luego de que la empresa obtuviera un permiso para actuar en 2012, pero que en mayo del año pasado fue revocado en todo México debido al incumplimiento de las condiciones de bioseguridad establecidas por ley para la liberación comercial de la semilla de soja transgénica.

Fuente: RT Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *