Crisis humanitaria en la comunidad de Chumpón de Felipe Carrillo Puerto es ignorada por el Gobierno de Carlos Joaquín

Realidades.- El Ejército mexicano arribó a la comunidad de Chumpón, en el municipio de Felipe Carrillo Puerto, para brindar ayuda a más de 200 familias que se vieron afectadas por las lluvias que cayeron en días pasados según información de Noticaribe.

Entre los afectados se puede percibir un ambiente de tristeza, impotencia y dolor, lo cual fue constatado en un recorrido que realizó el Ejército, en el cual estuvo presente Noticaribe, en un viaje que realizaron los militares desde el 64 Batallón de Infantería de Cancún hasta esa comunidad, como lo demuestra videos de la movilización.

Los habitantes se encuentran en una zona de desastre y por ello es que las autoridades de los tres niveles de gobierno determinaron que se active el PLAN-DN-III-E, para que elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) se hagan cargo de brindar ayuda, en coordinación con distintas autoridades.

El ingreso a la comunidad de Chumpón solo se puede realizar a pie, debido a que hay lugares donde el agua no ha cedido y se mantiene en el nivel de 90 cm, lo cual no permite que un auto compacto logre entrar para llevar ayuda de otros municipios, por lo que ciudadanos e incluso funcionarios entran por la parte de atrás un camino donde se tiene que dar la vuelta y se encuentra aproximadamente a una hora y media rodeando Felipe Carrillo Puerto.

Personal castrense mantiene habilitado dos albergues para aquellas familias que perdieron todo en las inundaciones de los días pasados, policías estatales patrullan en kayak las zonas donde las patrullas no pueden ingresar por el nivel alto del agua, también personal de Conagua mantiene una máquina que filtra por lo menos 13,000 litros de agua.

Muchas familias en donde no ha disminuido el nivel del agua se ven desesperados, incluso temerosos de que la ayuda no llegue, pues han perdido alrededor de 3000 hectáreas de cosecha entre la fruta que predomina en la temporada, que es la pitaya y el maíz, el cual en algunos hogares ya estaba listo para la venta y debido al agua y el lodo, el maíz se ha echado a perder, así como también han perdido los animales de granja que les servía para vender y para alimentarse.

La presencia de elementos de la Sedena para ellos es muy importante, ya que reciben ayuda para que dentro de lo posible, se restablezcan sus actividades cotidianas, como la cosecha, para poder subsistir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *