E.E.U.U. ha equipado con armamento táctico-militar al narcotraficó en México

Realidades.- El tráfico de armas en México se ha convertido en el segundo delito en importancia cometido por el crimen organizado. El tráfico y el uso de armamento exclusivo de las fuerzas armadas representan actualmente el 15 por ciento de los delitos federales cometidos en todo el país. Lo anterior, equivale a un promedio de mil 200 ilícitos relacionados con tráfico o posesión de armas, señala informe de la Procuraduría General de la República (PGR).

Las armas siguen la misma vía que la droga y el dinero. Millones de dólares son transportados diariamente por conductores profesionales y particulares hasta las ciudades fronterizas del sur estadounidense, para luego introducirse clandestinamente a México.

Las rutas de tráfico de dinero son las mismas que se han utilizado los últimos años. Al menos el dinero que corresponde a organizaciones de Chihuahua, Durango y Sinaloa, dice un transportador residente en El Paso, Texas.

Los dólares que proceden de Chicago llegan primero a Albuquerque, la capital de Nuevo México, antes de arribar a la frontera, distante unos 500 kilómetros. Albuquerque es la ruta obligada para los importadores de autos usados que operan en la frontera mexicana y para choferes de tráiler.

Para llegar a los límites con México hay únicamente una alternativa: la Interestatal 25. Una carretera vigilada por agentes de la Patrulla Fronteriza y oficinas del sheriff de cada uno de los condados que atraviesa, que reaccionan habitualmente únicamente en caso de excederse notablemente los límites de velocidad.

“Está bien pelada llevar el dinero en la ciudad o cruzarla a Juárez”, dice el transportador. Por ese trabajo, sin mayores complicaciones con la ley, recibe 5% si el dinero queda en territorio estadounidense y 10% si logra cruzarlo.

El informe Tráfico de armas México-USA, elaborado por las secretarías de la Defensa Nacional, la Marina, Gobernación, de Seguridad Pública y la misma PGR, señala que existen cuatro rutas por las cuales ingresan a nuestro país son: El Golfo de México, es la más activa (ingreso Acuña y Piedras Negras, y Nuevo Laredo y Miguel Alemán, Reynosa y Matamoros, en Tamaulipas, de donde baja a Veracruz y termina en Chiapas); Pacífico; Centro y Sur.

Indica que son siete estados con mayor incidencia en el aseguramiento de armas y municiones: Michoacán, Jalisco, Tamaulipas, Sonora y Chihuahua, Chiapas y Veracruz.

El USSOUTHCOM el mayor traficante de armas

James Petras, uno de los más brillantes analistas del mundo señala que: “El mayor traficante de armas en América Latina es el USSOUTHCOM (Comando del Sur del Pentágono a cargo de las autoridades estadounidenses en Latinoamérica y el Caribe) y no los carteles de la droga.

Los segundos mayores traficantes son los aliados militares de Washington, con el equipamiento en particular de los grupos paramilitares. Los terceros mayores traficantes son los carteles de la droga que trabajan con el ejército y la policía.

Las guerrillas en Colombia carecen del armamento pesado que tienen las fuerzas armadas, no tienen ni siquiera sistemas portátiles de armas para defensa aérea. El tráfico de armas que realizan los insurgentes es una actividad mínima en comparación con la que realizan el USSOUTHCOM y sus aliados militares.

Además, Estados Unidos y el Ejército trafican con armas para proteger el orden socioeconómico existente y aterrorizar a la población, mientras que los insurgentes, sus armas livianas y sus misiles “caseros” están diseñados para derribar ese orden y defender al campesinado”.

Señala que en México (como en la mayoría de países del mundo) para tapar la delincuencia internacional del gobierno norteamericano, irrumpen los medios de información propagando la desinformación mediante la tergiversación de las noticias. Las más poderosas agencias periodísticas de radio y televisión, así como el cine, al servicio de las agencias estadounidenses, difunden una interpretación maniquea para engañar a la población.

Estos medios mueven el pensamiento y la atención de la gente hacia donde les interesa, bloqueando la mayoría de las veces lo que es realmente importante. Por eso esconden los acuerdos que firman los EEUU con los gobiernos dependientes mientras los pueblos siguen confiando en que no hay cosas ocultas.

Armas compradas legalmente en E U cruzan a México para su venta

La Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales establece en un estudio que en el 90% de los delitos cometidos en México se utilizan armas compradas legalmente en armerías de Estados Unidos, que después se cruzan ilegalmente a través de la frontera para ser vendidas a delincuentes y organizaciones criminales.

En la frontera estadounidense, los cárteles de la droga mexicanos tienen 17 mil puntos donde adquirir armas. El procedimiento es simple, un miembro de la organización compra las armas por mediación de ciudadanos norteamericanos, quienes reciben entre 50 y 100 dólares por ello.

Policía corrupto en EEUU, aliado del narcotráfico en México

Un ejemplo de ese comercio ilícito es el caso de Francisco Javier Reyes, agente de la Policía Antinarcóticos de Oklahoma (EU), quien fue detenido y se declaró culpable de haber introducido en México un total de 40 fusiles de asalto (32 AK-47, cinco KS y tres de calibre 50 milímetros).

Un contacto mexicano residente en Texas le proporcionaba el dinero para adquirir legalmente las armas en tiendas y armerías, para después entregárselas, recibiendo dinero a la entrega. Algunos de los fusiles de asalto fueron decomisados en México después de ser utilizados en delitos violentos, mientras que otros fueron descubiertos al tratar de introducirlos a México a través de sus pasos fronterizos.

Las autoridades mexicanas, incapaces de controlar la venta de armas

Desde dentro las cifras no son mucho mejores, a pesar de que se ha registrado un importante incremento en las confiscaciones de armas, desde la Secretaría de Relaciones Exteriores de México se reconoce la ventaja del narco en esta guerra que supera a las autoridades en “poder económico, técnico, logístico y una capacidad de fuego sin precedentes”. Por ello este organismo insiste en mantener y ampliar el apoyo de EEUU mediante el Plan Mérida.

Estudios de Amnistía Internacional, Oxfam Internacional y el Colectivo por la Seguridad con Democracia y Derechos Humanos concluyen que en México circulan, por lo menos, 15 millones de armas ilegales. De acuerdo con datos oficiales, en el país hay 426. 800 agentes en las distintas corporaciones federales, estatales y municipales.

Por su parte, la Secretaría de Marina manifestó que la guerra contra narcotráfico no les corresponde a ellos, sino a las corporaciones policiacas municipales, estatales y federales. Además que los delincuentes usan armas de Estados Unidos.

En ese sentido, indicó que comprar armas y granadas, ahora es como si se compraran naranjas en el mercado, por la facilidad con que se pueden conseguir.

Indicó que debe combatirse no solo el tráfico de armas, sino de cartuchos y municiones, pues un arma sin balas es simplemente un tubo vacío.

Por otra parte, indicó que nada justifica que los jóvenes sean presa de los carteles de la droga.

“Estados Unidos presume de alta tecnología en los puentes internacionales y en territorios abiertos, pero sin duda existen regiones, como el desierto de Sonora y Arizona, en donde queda claro que no parece existir tal nivel de vigilancia, porque allí descienden hasta avionetas cargadas con droga”, dice el investigador del Colef. “Lo que queda entonces, es presumir que hay una gran corrupción de aquel lado”.

Fuente: AL MOMENTO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.