EE.UU. se retira del acuerdo nuclear concretado con Irán impulsado durante el mandato de Obama

Realidades.-  El presidente estadounidense, Donald Trump, ha anunciado el abandono por parte de EE.UU. del acuerdo nuclear con Irán. El anuncio se produce luego de que varios países intentaran persuadir al mandatario de no retirarse del histórico tratado.

Según el presidente de EE.UU., el acuerdo nuclear de 2015 es un “trato horrible y unilateral” que “no ha traído la paz” y “nunca lo hará”. Trump ha argumentado su decisión afirmando que, aun si Teherán cumple las disposiciones del tratado, la República Islámica puede desarrollar armas nucleares “en poco tiempo”.

“Ninguna acción tomada por el régimen iraní ha sido más peligrosa que su intención de adquirir armas nucleares y los medios para llevarlas a sus objetivos”, aseveró Trump.

Durante su declaración, el mandatario anunció además el establecimiento de nuevas sanciones contra la República Islámica. “El régimen iraní es el principal Estado patrocinador del terror”, agregó el presidente.

Denominado Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés), el acuerdo fue firmado por Irán y el Grupo 5+1 (Reino Unido, China, Francia, Rusia, EE.UU. y Alemania) en 2015, y estipuló el levantamiento de una serie de sanciones contra la República Islámica a cambio de su compromiso de no desarrollar ni adquirir armas nucleares.

Motivos de la salida del acuerdo

El presidente estadounidense le reprocha al tratado haber fallado en su objetivo de proteger a Washington y a sus aliados de la “locura” de una bomba nuclear iraní, además de dejar por fuera otros objetivos clave para sus intereses. En concreto, Trump condena que el acuerdo:

  • “Ha permitido a Irán continuar enriqueciendo uranio”.
  • No impone “ningún límite” a las “siniestras” actividades iraníes en lugares como Siria y Yemen.
  • Ha provisto de fondos a Teherán para “apoyar el terrorismo” y “desestabilizar Oriente Medio”.
  • Provocaría una “guerra armamentista” en la región en caso de continuar en pie.
  • Carece de mecanismos adecuados para prevenir, detectar y castigar “fraudes” de la parte iraní.
  • No da derecho a inspeccionar varios “lugares importantes”, incluyendo instalaciones militares.
  • No cubre el programa de misiles balísticos iraní.

Adicionalmente, Trump ha afirmado que cuenta con “pruebas definitivas” y “concluyentes” provenientes de la Inteligencia israelí de que Irán busca activamente hacerse con armamento nuclear.

“Terribles defectos”

Trump había prometido rechazar la extensión del alivio de esas medidas restrictivas para el 12 de mayo si no se arreglaban los “terribles defectos” del “muy mal negociado” tratado multinacional. En esa fecha vencen las últimas exenciones de sanciones aprobadas por EE.UU. en favor de la República Islámica.

El presidente francés, Emmanuel Macron, la canciller alemana, Angela Merkel, y la primera ministra británica, Theresa May, anunciaron su disposición de discutir enmiendas al JCPOA según las expectativas de Trump.

“El acuerdo no es negociable”

Teherán, que afirma desarrollar su programa de misiles únicamente con fines defensivos, reiteró que no pretende hacer ninguna concesión adicional en torno al acuerdo nuclear, que según el presidente iraní, Hasán Rohaní, “no es negociable de ninguna forma”.

Por el contrario, desde Teherán aseguraron que la salida de EE.UU. liberaría a la República Islámica de cualquier obligación en el marco de dicho tratado, y prometieron reanudar “enérgicamente” el programa nuclear iraní con una producción de uranio más enriquecido que antes.

Teherán siempre ha descartado que pretendiera desarrollar armas nucleares y que tuviera algún papel desestabilizador en Oriente Medio. Su programa nuclear busca satisfacer la demanda de energía, han sostenido las autoridades, incluido el líder supremo de la República Islámica, el ayatolá Alí Jameneí, y el actual presidente, Hasán Rohaní.

Incluso el viceministro iraní de Relaciones Exteriores, Abbas Araghchi, condenó las recientes declaraciones del primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, sobre las supuestas ambiciones nucleares de Irán. “La falsedad de las denuncias de que Teherán tiene armas nucleares fue demostrada en el 2015 y ratificada por las Naciones Unidas”, aseguró el vicecanciller. Dijo también que el discurso de Netanyahu “estaba preparado de antemano para influir en la decisión de Trump”.

El escenario sin EE.UU.

Rohaní insinuó que el JCPOA puede sobrevivir independientemente de la decisión tomada por Trump, con la condición de que los demás signatarios garanticen los requerimientos iraníes estipulados; no obstante, el presidente iraní advirtió a Washington que abandonar el tratado sería un “error estratégico” de su parte.

Entretanto, Macron alertó sobre el riesgo de una posible guerra en caso de que EE.UU. se retirara del acuerdo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *