El fracaso de Carlos Joaquín por controlar las candidaturas de MORENA en Playa del Carmen y su miedo a perder la elección con AMLO y sus candidatos

Realidades.- El Gobernador Carlos Manuel Joaquín González del estado de Quintana Roo sabe que la entidad donde ejerce el Poder Ejecutivo es de tendencia lopezobradorista. Tan lo sabe, que el mismo fue parte de la derrota del PRI en los años; 2006 y 2012 durante ambas elecciones federales.

En cuanto tomó protesta como gobernador en Septiembre de 2016, Carlos Joaquín encomendó la tarea a Miguel Ramóm Martín Azueta de infiltrarse en el partido MORENA, mismo  partido que durante la elección de 2016 había tenido un desempeño decente tomando en cuenta que es un partido nuevo y sin el respaldo de Andrés Manuel López Obrador característico de una elección federal. Especialmente la orden fue infiltrarse en el Municipio de Solidaridad (Playa del Carmen) donde había logrado imponer a Cristina Torres en alianza con Filiberto Martínez, quien operó desde el PRI el respaldo a Carlos Joaquín y la derrota medida del tricolor en Solidaridad para favorecer la llegada del PAN al gobierno.

Imagen: Ilustrativa

El partido MORENA obtuvo regidurías de representación proporcional y logró posicionarse en la agenda pública, sin embargo, el plan de Miguel Ramón fue infiltrar a Laura Corrales a MORENA para apropiarse de la imagen de la organización local, una joven sin trayectoria política, pero buena para leer el telepronter y producir contenido multimedia pautado en facebook ($$$) para enviar mensajes políticos segmentados en Playa del Carmen con el objetivo puesto en construir a modo la oposición al gobierno de Carlos Joaquín.

De igual forma intentó infiltrar MORENA QRoo a través de Arturo Castro, para ello compró voluntades, como la de Norma Angélica Ríos, quien respaldaba abiertamente la incursión de Castro como posible abanderado de MORENA para contender por la presidencia municipal de Solidaridad, sin embargo, ante su fracaso terminó por destaparse como joaquinista según información de Noticaribe. El objetivo claro de Carlos Joaquín era controlar el partido ante un eventual triunfo arrollador de López Obrador como el que se prospecta en Playa del Carmen.

Ante el fracaso de sus operadores (Miguel Ramón Martín y Cristina Torres) por controlar el partido de MORENA en Solidaridad decidió el mismo intentar cabildear la decisión del CEN a través de una reunión con Miguel Torruco, propuesta de AMLO para ocupar la Secretaria de Turismo, sin embargo Torruco cerró filas con AMLO en la decisión de respaldar a Laura Beristain.

Carlos Joaquín y Miguel Torruco

El encargado en analizar el contexto político en Quintana Roo fue uno de los hiijos de AMLO. Uno de los López Beltrán se encargó de investigar y descubrir fácilmente que Laura Corrales y Arturo Castro eran piezas de Carlos Joaquín y que su intención sería operar el voto cruzado en respaldo de la reelección de Cristina Torres y el proyecto presidencial de López Obrador.

La oferta fue tentativa, sin embargo fue rechazada por el CEN de MORENA. En el círculo cercano de Andrés Manuel saben que la mejor posicionada políticamente en Playa del  Carmen es Laura Beristain y su paso en el PRD siempre obedeció el respaldo a las luchas sociales de la entidad.

Foto: Diputada Laura Beristain (facebook)

 

Laura Beristain no aprobó la privatización del agua en Solidaridad  a través de la concesión a Aguakan y su trabajo, aunado al de su familia, siempre ha destacado por estar del lado del pueblo de Quintana Roo. La reciente visita del Padre Alejandro Solalinde (nominado al Premio Nobel de la Paz)  al estado, fue para manifestar el respaldo al trabajo tangible que impulsan los Beristain en Cancún y Playa del Carmen en pro de la cultura y el desarrollo social.

Laura Beristain y el Padre Alejandro Solalinde (selfie)

Andrés Manuel López Obrador confía en Luz María y en Laura Beristain porque lo han acompañado en las elecciones federales de 2006 y 2012, siempre en respaldo de un proyecto alternativo de nación con una visión progresista y de responsabilidad social para ejercer el servicio público.

Es por estas razones que recientemente Arturo Castro se destapó como lo que es, un joaquinista que quiso infiltrarse en MORENA y por eso el CEN no contempló a Laura Corrales para nada, porque es otra pieza del gobernador operada por Cristina Torres. Es tal la molestia de Carlos Joaquín ante la posibilidad de perder en Solidaridad que la propia Cristina Torres rompió relación política con Miguel Ramón Martín, candidato a diputado federal.

En Playa del Carmen se respira el lopezobradorismo, en la pasada elección federal (2012) ni todo el dinero del PRI que arrolló a nivel nacional fue suficiente para detener el respaldo a AMLO en Playa del Carmen, el resultado fue una votación del 52% para la coalición que encabezaba el PRD y que operaron los Beristain en el municipio de Solidaridad.

Finalmente, el Gobernador sigue estirando la liga y su última carta para intentar debilitar a MORENA es manipular al diminuto partido PES dirigido por mercenarios políticos (ex-priistas) que han utilizado otros partidos locales para operar en respaldo del régimen local y esta ocasión no es la excepción. Su intención es reventar la coalición en Solidaridad por un diminuto 3% que debe rasguñar el PES para mantener su registro, no aspiran a más y menos con el gris Luis Roldán que es incapaz de motivar ni a su familia para que voten por él.

Imagen: Luis Roldan (Noticaribe)

Dicen por ahí; “el miedo no anda en burro”, y Carlos Joaquín y Cristina Torres intentan polarizar las redes sociales con una guerra sucia en contra de Laura Beristain que no tiene ninguna mancha en el servicio público. Le achacan tener un hotel boutique en la Colonia Colosio de Playa del Carmen, siendo que ella y su hermano Juan Carlos son pioneros de esos terrenos desde hace 25 años y ambos, son pieza fundamental en la defensa de la tenencia de la tierra que cientos de familias de la humilde colonia defienden en respaldo de los Beristain en contra de los intereses corruptos instaurados durante el gobierno de Joaquín Hendricks y perpetuados por Cristina Torres como gerente de DeriMaya y como funcionaria pública.

Imagen: Cristina Torres

En síntesis, ¿Con que cara va a ir Cristina Torres a hacer campaña a la colonia más poblada de Playa del Carmen?

En campaña prometió regularizar los terrenos de la colonia Luis Donaldo Colosio que miles de familias habitan y que tienen su patrimonio en el limbo jurídico. No solo quiere la reelección Cristina Torres, sino que además durante los dos años de su pésima administración han continuado los embargos a legítimos propietarios y el fraude en los títulos de propiedad operados desde DeriMaya, donde la propia Cristina Torres fue gerente de la empresa durante la época priista.

Es un fracaso el “gobierno del cambio” (PAN-PRD) y Carlos Jaoquín, y Cristina Torres lo saben, no solo incumplieron cancelar la concesión de Aguakan y echar atrás la sentida privatización del agua en la entidad, además han continuado con las dinámicas corruptas de despojo a familias humildes en la colonia Colosio y lo peor es que la violencia y la inseguridad se ha disparado a niveles exorbitantes en todo el estado de Quintana Roo y especialmente en Cancún y Playa del Carmen.

Es por eso que se espera el triunfo de MORENA especialmente en Playa del Carmen con Laura Beristain.

One thought on “El fracaso de Carlos Joaquín por controlar las candidaturas de MORENA en Playa del Carmen y su miedo a perder la elección con AMLO y sus candidatos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *