Explotación laboral en todo el sector hotelero

Realdiades.-Con la llegada de la crisis económica en gran parte del mundo, muchas empresas se aprovecharon para despedir a miles de empleados/as; lo que motivó que el trabajo que hacían antes cinco personas, ahora lo hacen una.

Uno de los sectores más beneficiados y que se aprovecho de la situación fue el sector de Hostelería, especialmente en las grandes cadenas hoteleras. Sin duda, en este comienzo de siglo XXI, el derecho de la mujer al mundo laborar todavía sigue siendo muy precario, especialmente en el sector laboral comentado anteriormente. En Canarias, el récord de turistas sigue aumentando cada año, batiendo todas las previsiones en la ocupación hotelera. Sin embargo, los empleos en el sector del turismo no han mejorado sus condiciones laborales. Todo lo contrario, más explotación laboral y contratos basuras.

El número de camareras de piso que trabaja en Canarias oscila entre las 15.000 y las 17.000, en su mayoría mujeres, ya que se trata de un empleo muy feminizado. En toda España, hay un total de 100.000 empleadas en esta actividad. Según una encuesta realizada en 2016 por Comisiones Obreras (CCOO), más del 70% de las camareras de piso se medican para continuar con su trabajo. La mayoría de las 15.000 mujeres canarias empleadas en el Turismo no se atreven a denunciar públicamente dando sus nombres. Sometidas a la más absoluta precariedad, son conscientes de que sus contratos temporales no serán renovados “si se atreven a abrir la boca para protestar”. Esa es la realidad laboral de estas explotadas mujeres.

Por otro lado, las cadenas hoteleras ganan millones de euros en beneficios explotando las islas y no repercute de ninguna de las maneras en los empleados de los hoteles, ni en la económica local, Canarias roza el 25% de paro. Un sector bastante explotado y perjudicado en sus condiciones de trabajo son las camareras de pisos, o popularmente llamadas “Las Kellys”, sus condiciones de trabajo son lamentables y penosas.

Por todo ello, algunas trabajadoras han denunciado que los hoteles les pagan 1,25 euros por habitación y que tan solo les dan 15 minutos para dejar lista una habitación y en perfecto estado. Ante tanto abuso laboral, el responsable de comunicación del Sindicato de Base, Manuel Fitas, ha denunciado la carga física y mental que soportan a diario las camareras de piso, que en Canarias son unas 20.000 que hacen una media de entre 23 y 25 habitaciones al día. Del mismo modo, el representante sindicalista reconoce que las camareras cobran una media de 1.300 euros brutos en 14 pagas más la bolsa de vacaciones, que es una paga más, ha detallado el sindicalista, quien ha precisado que no se trata de un problema exclusivamente salarial sino basado en los datos.

Ni que decir tiene, que las camareras de piso de toda España llevan tiempo denunciando su situación laboral llegando incluso al Parlamento Europeo que preguntará al ministerio de Fátima Báñez si España está aplicando correctamente las normas europeas en materia de seguridad y salud de los trabajadores (Las Kellys llevan su lucha a Europa). Sindicatos y trabajadoras denuncian que el incremento de la sobrecarga de trabajo que éstas se ven obligadas a realizar está motivado por el alto grado de eventualidad que se da en el sector. Según el Observatorio de Empleo de Canarias, Obecan, en islas como Tenerife el 90% de los empleos que se crearon en la hostelería en 2014 fueron temporales.

Por si fuera poco, estas sufridas mujeres deben aguantar son jornadas de trabajo extenuantes que no tardan en pasarles factura. El listado de dolencias que padecen es extenso: dolores en las cervicales, en lumbares, en rodillas y tobillos. Muchas han de trabajar con guantes porque se les agrietan las palmas de las manos a causa de los potentes productos que se utilizan en la limpieza de las habitaciones. En cuanto a las muñecas, la lesión más común es la del túnel carpiano. Incluso, “los ritmos de trabajo son tan elevados que una camarera, con tal de salir a su hora, no baja ni a comer ni se detiene para ir al baño. Suelen sacrificar hasta los días de libranza”- afirma el responsable de la Federación de Servicios CC.OO. en las islas, Miguel Guerrero.

Por último, y como se no fuera poco el abuso y explotación del mundo laboral en muchos sectores de Canarias y resto de la Península Ibérica, el presidente de los hoteleros tinerfeño, José Marichal, sostiene que: “quien se deja explotar hoy en día es porque quiere”. Palabras desafortunadas y discriminatoria para cualquier trabajador/as que en la actualidad tenga un puesto de trabajo con un contrato basura.

Fuente: el diario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.