Fraude Inmobiliario CADU en constante expansión; La deuda dura más tiempo que la casa.

En el referente al mercado del negocio inmobiliario en México, este se encuentra en el 3 lugar por lavado de dinero al no tener que rendir cuentas del dinero procedente en la inversión, sino solo de lo invertido en el desarrollo estructural.

Quintana Roo es uno de los destinos turísticos más importantes en México al dejar grandes ingresos económicos en el país, pero también es un mercado amplio de negocios ilícitos, desde falsas inmobiliarias hasta desalojos anticonstitucionales que son aprobados por los jueces federales del estado, (dejando como claro ejemplo la manipulación de los medios y las influencias con poder).

Playa del Carmen Quintana Roo es uno de los grandes ejemplos del desarrollo urbano debido a la inversión que genera el estado, pero bien cabe destacar que es el estado donde se realiza uno de los mayores desvíos de recursos destinados para un desarrollo sustentable que actual mente depende no del gobierno de Quintana Roo, sino de la aportación de las grandes cadenas hoteleras.

Existen diferentes negocios que se asocian a las dependencias del gobierno, que en su mayoría practican la privatización de la vida (agua y tierra) de las cuales no solo se benefician las compañías independientes sino también los funcionarios públicos y tribunales donde son aprobadas dichas propuestas.

Un ejemplo del constante crecimiento de la zona ha sido empleado por CADU quien ha incrementado el índice de población en el estado con sus grandes fraccionamientos que incumplen normas estructurales en su arquitectura, por lo que el estado ha sido cómplice al privatizar dichos terrenos para la mala construcción y destrucción de las zonas verdes. Dichas casa no cumplen con la garantía que no se extiende a mayor plazo, ya que las viviendas fueron construidas con la menor inversión posible triplicando su precio en el mercado.

Arquitectos de distintas universidades de México como la UNAM han llevado a cabo un estudio previo para determinar el desarrollo estructural en el país dando a conocer que los materiales implementados a las contriciones en CADU no tiene más de 20 en su caducidad, después del lapso estimado o antes se empezaran a ver deterioramientos contantes, que inclusive podrían desplomarse en caso de vivir en zonas sísmicas.

Playa del Carmen Quintana Roo.

Puedo asegurar que un 80% de todas las casas del fraccionamiento Villas del Sol tienen algún tipo de problemas en su estructura, cave mencionar que las casas no cuentan con garantías en su compra, sino es apárate el pago, siendo muy estrictos en sus caracteres con los clientes al no aceptar devoluciones. Mientras por el lado institucional podemos observar que las autoridades encargadas de interferir (PROFECO), aun con tantas demandas procedentes de la ciudadanía, no han hecho nada más que archivar los documentos como información restringida en su proceso, violando la ley por el majestuoso contrato de la inmobiliaria que en sus especificaciones el dueño de la casa es responsable desde el momento que la adquiere, negándose a devolver el deposito, los compradores se ven obligando a cumplir los pagos, siendo violado los derechos del consumidor, como las garantías individuales de los ciudadanos en la cual se tiene el derecho a una vivienda amplia y decorosa, que en los parámetros inmobiliarios de CADU los restringe en la construcción de una pequeña vivienda de material económico que no alcanza el costo de más de 80 mil pesos por casa.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.