Laura Corrales es pieza de Cristina Torres (PRI-Joaquinismo) para intentar dividir MORENA en Playa del Carmen

Realidades.- Es sabido que Filiberto Martínez fue pieza del “Joaquinismo” al interior del PRI de Quintana Roo al igual que Miguel Ramón Martín y Cristina Torres como su operadora en la dictadura perfecta al estilo quintanarroense cuando se repartían posiciones con Felix y Borge.

Era tal el poder del PRI que era capaz de encarcelar a sus adversarios políticos y pasar desapercibidos en los medios nacionales de comunicación. El caso de Chacho Zalvidea que terminó como preso político después de su auge como alcalde del Partido Verde en Cancún es parte la historia del estado.

El triunfo del gobernador Carlos Joaquín con las siglas del PAN-PRD en las elecciones de 2016 tienen como objetivo final recuperar posteriormente el control total del PRI en el estado de Quintana Roo.

Para muestra está la candidatura del PRI en Cozumel encabezada por Pedro Joaquín (Jr.) Delbois, esta es la dinámica que buscan los Joaquín para la evolución política del estado.

Los Joaquín son conscientes del poder de convocatoria de López Obrador en la entidad y su estrategia para implotar Morena fue financiar a Laura Corrales y a otros personajes para realizar una campaña en redes sociales para posicionarse en el espectro digital bajo las siglas de Morena, sin embargo carece de proyección política o institucional.

El plan de Cristina Torres y Carlos Joaquín es dividir el voto de morena para que la gente respalde a López Obrador pero cruce el voto por los candidatos del PAN-PRD en el ámbito local.

El objetivo del gobierno del cambio era hacerse de la candidatura de Morena para contender en Solidaridad con Arturo Castro, un incondicional de Carlos Joaquín.

Sin embargo, Andrés Manuel López Obrador no cedió ante el coqueto de los Jaoquín y Morena optó por impulsar a Laura Beristain, una verdadera candidata emanada de la izquierda.

El gran miedo de Cristina Torres y de Carlos Joaquín es perder la joya de la corona, siendo este, el municipio de Solidaridad a manos de AMLO y Laura Beristain, en ese sentido han operado con dinero para intentar reventar la coalición con el PT y el PES, así como mantener una estrategia de divisionismo por medio de bots en redes sociales tratando de imponer la percepción del voto cruzado en respaldo de AMLO pero no por los candidatos de MORENA.

Finalmente el jaloneo continúa pero Andrés Manuel ya está pensando en la necesidad de una purga interna en Morena para frenar los intereses del régimen al interior de Morena Quintana Roo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.