México anuncia búsqueda de los cuerpos de 65 mineros muertos que fueron olvidados por el gobierno en 2006

Realidades.-El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, celebró este miércoles la publicación de la reforma laboral aprobada por el Congreso y anunció que su Gobierno emprenderá el rescate de los cuerpos de 65 trabajadores que murieron en 2006 a causa de un accidente en la mina Pasta de Conchos.

El mandatario indicó en conferencia de prensa en el Día Internacional de los Trabajadores que el Diario Oficial de la Federación publicó este miércoles la reforma laboral, que el 29 de abril recibió del Senado el aval definitivo del Congreso, con lo cual podrá entrar en vigor a partir de mañana.

El Senado aprobó una reforma laboral que incluye un nuevo esquema de impartición de justicia en la materia, con lo que se da cumplimiento a los compromisos del país en el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

El documento prevé la desaparición de las juntas de Conciliación y Arbitraje y la creación de tribunales especializados, así como la democracia sindical para que los trabajadores elijan a sus dirigentes mediante voto directo y secreto.

La reforma tiene como antecedentes la ratificación del convenio 98 de la OIT sobre el derecho de sindicación y de negociación colectiva, así como de los compromisos de México en materia laboral asumidos en el T-MEC, pendiente de ratificación por los Congresos de las tres partes firmantes.

El martes, López Obrador aseveró que México ya ha cumplido con su “compromiso” de aprobar una reforma laboral e instó al Congreso estadounidense a ratificar ahora el T-MEC.

Por otro lado, el presidente anunció este miércoles que tomó la decisión de “iniciar las excavaciones para rescatar los cuerpos de los 65 mineros que quedaron enterrados en la mina de Pasta de Conchos desde 2006”, para dar cumplimiento a un compromiso que asumió desde su campaña electoral con los familiares de las víctimas.

Interrogado por un periodista respecto a si la empresa minera Grupo México, dueña de la mina, participará en los trabajos, el presidente respondió que se buscó a Germán Larrea, presidente de la firma, pero que está fuera del país.

“Estoy seguro que no va a oponerse porque es una decisión con dimensión humanitaria y es también una decisión del Estado mexicano. Como presidente de la República he tomado esta decisión y tengo facultades; podemos hacerlo y no creo que se oponga. Si ayuda, bienvenido. Si no ayuda, de todas maneras lo vamos a hacer”, sostuvo.

El 19 de enero de 2006, 65 trabajadores murieron a causa de una explosión en la mina de carbón Pasta de Conchos, en el norteño estado de Coauhila, y sus cuerpos quedaron sepultados.

Grupo México decidió cerrar la mina y se abandonaron los trabajos de rescate, argumentándose riesgos para los rescatistas.

Fuente: Hoy los Ángeles. 

Facebook Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.