Regidor Enrique Rodríguez denunció desvíos en el Municipio de Tulum por más de 30 mdp

Realidades.- El séptimo regidor del Ayuntamiento de Tulum, el perredista Enrique Rodríguez Luna, denunció una serie de irregularidades encontradas en la cuenta pública del ejercicio fiscal 2017 y afirmó que los desvíos superan los 30 millones de pesos, por lo que, la denominó la “estafa maestra de Tulum”.

En conferencia de prensa acompañado por el presidente del Comité Ejecutivo Estatal del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Jorge Aguilar Osorio, el regidor presentó diversos documentos que revelan los gastos excesivos realizados por el municipio de Tulum durante el año pasado, los cuales, fueron hechos con la anuencia de la presidenta municipal de Tulum, Romalda Dzul Caamal, sin pasar por la autorización del cabildo ni de un Comité de Licitaciones y Adjudicaciones, pues no existe en este municipio.

El regidor, presidente de la Comisión de Trabajo y Previsión Social, exhibió a los medios de comunicación, facturas expedidas por el Ayuntamiento en el año 2017 por diferentes conceptos y entre ellas, resalta el nombre de Rosa Yasmin Perera Aguilar, persona contratada para múltiples trabajos, desde servicio de banquete, venta de refrescos y agua embotellada, hasta servicio de internet para el palacio municipal. Los montos facturados por esta persona son hasta por un millón 392 mil pesos.

Señaló que Yasmin Perera, cuenta con domicilio fiscal en la ciudad de Mérida, Yucatán, sin embargo, al buscar la dirección en internet, se encontró que es un predio abandonado. Otras facturas de las que se presume existen irregularidades, son las expedidas a la empresa Constuinnova S.A. de C. V., quien elaboró el Plan Municipal de Desarrollo por la cantidad de 6 millones 250 mil pesos, cuando a decir del regidor, existe un área dentro del municipio con facultades de elaborar este tipo de instrumentos.

La empresa Mac Consultores Fiscales y Legales SC, fue contratada para diferentes servicios, entre ellos, elaboración de estrategias de combate a la pobreza, servicio por el que, el municipio le pagó 18 millones de pesos, así como la “homogeneización de procesos y reglamentación institucional” de la Dirección General de Desarrollo Social del municipio de Tulum, concepto por el que se facturó un monto de un millón 755 mil pesos.

Enrique Rodríguez, estimó que las irregularidades financieras cometidas por la presidencia municipal de Tulum ascienden a más de 30 millones de pesos, pues la mayoría de las obras y servicios se adjudicaron de manera directa, sin una licitación pública ya que no existe un comité para tales fines.

Sentenció que existe un mecanismo premeditado para poder llevar a cabo una estafa al erario público y al pueblo de Tulum para desviar recursos públicos: la presidenta de Tulum Romalda Dzul Camal, le entregó contratos a empresas que no existían y que no daban los servicios para los que eran contratadas. El dinero, en realidad, terminaba en el bolsillo de los funcionarios y no dudó en calificarlo como un fraude millonario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *