500 mil hectáreas anuales se pierden