23 grupos de policías comunitarias y autodefensas logran pacificar el 64% del territorio de Guerrero

Realidades.-Civiles armados aglutinados en 23 grupos que operan como policías comunitarios, policías ciudadanos, grupos de autodefensa o guardias rurales tienen bajo su control el 64 por ciento del territorio guerrerense y presencia en las siete regiones del estado, según un diagnóstico reciente de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) del gobierno del estado.

En el documento Policías comunitarias y grupos civiles armados en Guerrero, el gobierno estatal sólo reconoce, sin embargo, la legalidad de la Policía Comunitaria de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC-PC), que se ampara en la Ley 701 de Reconocimiento, Derechos y Cultura de los Pueblos y Comunidades Indígenas del Estado de Guerrero.

En una gráfica de la dependencia se contabilizan 23 grupos esparcidos en las siete regiones de la entidad, y en el texto se menciona que “en Guerrero han surgido una Policía Comunitaria reconocida y 21 grupos de civiles armados autodenominados comunitarios o autodefensas”.

Refiere que sólo la CRAC-PC se rige bajo el amparo de la Ley 701, pues opera en zonas en donde predominan los pueblos originarios, “el resto sólo son civiles armados”.

El diagnóstico menciona que la primera expresión “de autodefensa comunitaria” fue la CRAC-PC nacida en 1995 en los pueblos na’savi de San Luis Acatlán, y que 17 años más tarde, en 2012, surgieron tres más, en junio en Huamuxtitlán, en Olinalá en octubre, y en diciembre en Temalacatzingo. Explica que las dos primeras se cobijaron bajo las siglas de la CRAC y la tercera creó su propio sistema de justicia y siglas como Policía Ciudadana y Popular (PCP).

El recuento añade que en enero de 2013 “brotó” la UPOEG, y destaca que fue el año que más expresiones de autodefensa surgieron en los municipios de Ayutla, Tecoanapa, Tierra Colorada, Tixtla, Cuetzala, Cualac, Coyuca de Benítez, Teloloapan, Xaltianguis (Acapulco), Tecpan, Atlixtac, Alpoyeca, Tlapa, Chichihualco, Zumpango, Apaxtla e Iguala. En este último lugar sostiene que “fue sofocada tan pronto apareció”.

Los grupos surgieron casi simultáneamente en cinco regiones distintas: Costa Grande, Costa Chica, Montaña, Centro y Norte.

La Secretaría de Seguridad Pública reconoce que de 2014 a la fecha “el fenómeno creció”, a pesar de que menciona que algunos grupos se dividieron “y se confrontaron a muerte”.

Agrega que ese año la UPOEG “saltó” a El Ocotito y a una docena de comunidades pertenecientes al valle de Chilpancingo, hasta Mazatlán.

Menciona que en 2015 la UPOEG se dividió y surgió el FUSDEG, “que llegó más cerca aún de Chilpancingo” (Petaquillas).

“De 2015 a la fecha derivado de la pugna territorial por los grupos de la delincuencia el número de autodefensas se ha incrementado en cerca del 64 por ciento del territorio del estado”, señala la dependencia.

Refiere que las policías comunitarias de reciente creación son las de los municipios Leonardo Bravo (Chichihualco), Heliodoro Castillo (Tlacotepec) y Eduardo Neri (Zumpango).

“Los primeros días del pasado mes de septiembre pobladores se reunieron en la comunidad de Filo de Caballos para conformar una Policía Ciudadana, aún sin nombre y que según versiones estaría operando en cerca de 20 comunidades de esos municipios”, dice en referencia a la Policía Ciudadana de los municipios de Leonardo Bravo y Eduardo Neri que se conformó el 20 de junio en Campo de Aviación.

Agrega que el mismo mes de septiembre la asamblea ratificó la permanencia del Sistema de Seguridad y Justicia de la UPOEG y de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias-Policía Comunitaria de los Pueblos Fundadores (CRAC-PC-PF) en Tlapa.

Incluye, además, al recién creado grupo de autodefensa del poblado de Santa Rosa de Lima (en Tecpan) integrado por civiles armados de cinco municipios de las regiones Costa Grande y Tierra Caliente, incorporado a la UPOEG que bloqueó más de 8 horas la carretera federal Acapulco-Zihuatanejo el lunes pasado.

También registra al recién creado Frente Unido de Policías Comunitarias del Estado de Guerrero (FUPCEG) que depende del Frente Unido de los Pueblos de la Sierra (FUPS), “conformado por más de 7 mil policías de grupos de autodefensa de las regiones Centro, Norte y La Montaña”.

De este grupo asegura que “son policías comunitarias que ya existen sólo que ahora se organizan con la finalidad de tener una mayor fuerza”.

El recuento de El Sur

En un recuento de El Sur hasta julio pasado se habían contabilizado 18 grupos de civiles armados de autollamadas policías comunitarias, ciudadanas, rurales o grupos de autodefensa con presencia en 38 de los 81 municipios.

Mientras que el gobierno del estado tenía registrados hasta mayo sólo 12 bajo distintas denominaciones.

De acuerdo al seguimiento periodístico, a junio cuando se constituyó la Policía Ciudadana de Leonardo Bravo y Eduardo Neri en 18 pueblos de ambos municipios, sumaban 18 grupos diseminados en 38 municipios de las 7 regiones del estado.

La CRAC-PC con presencia en 15 municipios: San Luis Acatlán, Malinaltepec, Cochoapa el Grande, Metlatónoc, Acatepec, Iliatenco, Atlixtac, Olinalá, Huamuxtitlán, Ayutla, Acapulco, Xochistlahuaca, Tlacoachistlahuaca, Tecoanapa y Tlapa.

La UPOEG en 12 municipios: Ayutla, Tecoanapa, Florencio Villareal (Cruz Grande), Marquelia, Cuautepec, Azoyú, San Marcos, Copala, Acapulco, Ometepec, Chilpancingo y Leonardo Bravo (Chichihualco).

El FUSDEG en Tierra Colorada), cabecera de Juan R. Escudero.

La CRAC-PC de los Pueblos Fundadores con presencia en comunidades de Chilapa, José Joaquín de Herrera y Malinaltepec.

La CRSJ-PCP de Temalacatzingo opera en Olinalá, Cualac y en la colonia Zapata de Tlapa.

En 2015 se creó la Policía Comunitaria del municipio de Cuetzala del Progreso con presencia en las comunidades de Tianquizolco y San Andrés Tzicuilan.

Ese año se creó el grupo Paz y Justicia que tiene presencia en comunidades de Chilapa y Zitlala.

A finales de 2016 se creó la Policía Rural a la que el gobierno estatal denomina “nueva Policía Comunitaria Independiente de Petaquillas” que tiene el control en Petaquillas. Ésta funciona en coordinación con el grupo Paz y Justicia de Chilapa, y han sido vinculados con el grupo delictivo Los Ardillos.

En julio de 2017 se constituyó la Guardia Rural de Ejidos Unidos de Guerrero con presencia en siete ejidos de los municipios de Zihuatanejo y Coyuca de Catalán.

Asimismo, en mayo de 2017 se constituyó la Policía Comunitaria de Autodefensa en 10 pueblos de los municipios de Eduardo Neri y Tepecoacuilco.

Ese año se constituyeron la Policía Comunitaria General Heliodoro Castillo (Tlacotepec), el Movimiento Adrián Castrejón de Apaxtla y la Policía Comunitaria Tecampanera en Teloloapan.

Surgió el Movimiento por la Paz de San Miguel Totolapan y el grupo de autodefensa de Ajuchitlán del Progreso.

El 20 de junio pasado 18 pueblos de los municipios de Chichihualco y Zumpango formaron la Policía Ciudadana de Leonardo Bravo y Eduardo Neri para vigilar el corredor de Xochipala a Filo de Caballos.

El l 1 de julio integrantes de la Policía Comunitaria Tecampanera de Teloloapan entraron a la cabecera municipal de Pedro Ascencio de Alquisiras (Ixcapuzalco) para organizar a los pobladores y crear un nuevo grupo de autodefensa, tras un secuestro y ante amenazas y presiones de la delincuencia organizada.

Los grupos más recientes que surgieron fueron la autodefensa del poblado de Santa Rosa de Lima, en Tecpan, y la Policía Comunitaria de Tlapa.

También se creó el Frente Unido de Policías Comunitarias del Estado de  Guerrero que depende del Frente Unido de los Pueblos de la Sierra, con 10 agrupaciones que ya existían, con excepción de la de Tlapa que es de reciente creación.

El Frente lo integran la Policía Comunitaria de Heliodoro Castillo, la Policía Comunitaria de San Miguel Totolapan, la Policía Comunitaria de comunidades de Eduardo Neri, la Policía Comunitaria de Apaxtla de Castrejón, la Policía Comunitaria Tecampanera de Teloloapan, la Policía Comunitaria de Cuetzala, la Policía Comunitaria de Nuevo Balsas y la Policía Comunitaria de Cocula, la Policía Ciudadana del FUSDEG de Tierra Colorada y la recién creada Policía Comunitaria de Tlapa.

Los grupos reconocidos en el informe

Los grupos registrados por la Secretaría son la CRAC-PC, la CRAC-PC de los Pueblos Fundadores, el Consejo Ciudadano de Olinalá, la Policía Ciudadana de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG), el Frente Unido por la Seguridad y el Desarrollo del Estado de Guerrero (FUSDEG), y el Frente Ciudadano por la Seguridad de Huamuxtitlán.

La Policía Tecampanera de Telolopan, la Guardia Rural de Ejidos Unidos de Guerrero, la Policía Comunitaria de Mezcala, la Policía Comunitaria de Heliodoro Castillo, Comunitarios por la Paz y la Justicia, el Movimiento Apaxtlense Adrián Castrejón, Vecino Vigilante, la Policía Comunitaria de Tepecoacuilco y Pueblos Unidos de Autodefensa por la Paz Social de San Miguel Totolapan.

Asimismo, la Policía Comunitaria de Cuetzala del Progreso, la Coordinadora Regional de Seguridad y Justicia Policía Ciudadana y Popular (CRSJ-PSP) de Cualac, Nueva Policía Comunitaria Independiente de Petaquillas, el Consejo Municipal de Seguridad Pública, Policía de Nueva Creación (en Acapulco), Grupo de Autodefensa de la comunidad de Carrizal de Bravo, Policía Comunitaria de Tlapa (que también funciona en Copanatoyac y Xalpatláhuac), y la autodefensa del poblado de Santa Rosa de Lima, en Tecpan.

Fuente:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.