octubre 4, 2022

En contexto desde el Caribe

Empresas de Alemania, Japón y EU cierran sus fábricas en Asia para irse al Bajío

Guillermo Romero Pacheco, secretario para la Reactivación Económica de León, dice que las empresas invertirán cerca de 400 mdd en dos años.
Parque industrial Puerto Interior, ubicado en Guanajuato. Foto: Gobierno de Guanajuato.
China dejó de ser el centro manufacturero para 15 empresas de origen alemán, japonés y estadounidense, las cuales invertirán los próximos dos años cerca de 400 millones de dólares en León y El Bajío de México. Esa relocalización de la empresas obedece a la intención de cumplir con las nuevas reglas del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), así como ya no pagar altos precios de transporte y dejar de depender de la industria marítima. “Hay alrededor de entre 14 y 15 proyectos en cartera de inversión (de compañías alemanas, japonesas y estadounidenses) para el municipio de Guanajuato, pero no hay uno que sea particularmente de una empresa de China”, revela Guillermo Romero Pacheco, secretario para la Reactivación Económica de León. Las empresas alemanas y japonesas aprovechan este momento para cumplir con las nuevas reglas comerciales del T-MEC, especialmente el contenido de integración del 75%, señala el funcionario del gobierno del municipio de León. Mazda importaba algunas piezas y autopartes de Japón, China, Singapur y otros países de Asia, pero ahora sus proveedores y otras empresas aterrizarán en México para que “tengan el acta de nacimiento regional y cumplan con el factor de integración”. “Están llegando algunos proveedores de Asia a instalarse a León, pero son ligados a las mismas fábricas automotrices”, comenta el ex director general de la Coordinadora de Fomento al Comercio Exterior del Estado de Guanajuato. Los proyectos en cartera representan una inversión de entre 350 millones de dólares hasta 400 millones de dólares, los cuales serán cerrados y amarrados en los próximos dos años, dice el economista egresado del Tecnológico de Monterrey. Según el secretario, entre los proyectos de inversión están los que apuestan a la industria automotriz y autopartes, así como servicios y ventas de mayoreo. “No hay en este momento particularmente alguna petición o proyecto de inversión con capital chino en León”, agrega Guillermo Romero Pacheco.
Desde hace muchos años están operando empresas de origen chino o se aliaron para producir suelas, accesorios, herrajes y autopartes, añade. En la parte automotriz en los últimos cinco años llegaron entre 2 y 3 empresas de capital chino para ser proveedores de la industria automotriz a León, apunta el funcionario. La presencia de China en San Luis Potosí “Tengo conocimiento de que 4 empresas chinas llegaron al Bajío en los últimos dos años, especialmente en San Luis Potosí”, señala David Novoa Toscano, presidente de la Asociación de Empresas Proveedoras Industriales de México (Apimex). Las empresas de origen y capital chino se dedican a la producción de autopartes para las armadoras como BMW y General Motors con fuerte presencia en San Luis Potosí, dice el empresario. Cada vez más empresas están buscando productos mexicanos, si bien un gran porcentaje de las exportaciones de México van a Estados Unidos, hoy en día las empresas quieren y están buscando más proveeduría local y hay un tema conocido como nearshoring. Los empresarios y empresas estadounidenses quieren el producto en dos días, porque ya no les es rentable esperar hasta seis meses los contenedores importados de Asia a puertos como Long Beach en California, destaca Novoa Toscano. “Esperar seis meses para tener producto en Estados Unidos, pues es un mundo de tiempo en uno de los países de mayor consumo de bienes y servicios a nivel mundial”. México, Guanajuato y León tienen la capacidad para colocar producto en sólo tres días en cualquier parte de Estados Unidos, agrega el representante de los proveedores. “El americano viene a México a buscar más proveeduría y quien le maquile, porque ya no quieren estar en Asia y las empresas con operaciones en México les llevan un mes de ventaja en el trayecto”, expuso el presidente de Apimex.
Las empresas al dejar Asia encuentran muchas ventajas por instalarse en el Bajío, especialmente ya no dependen de la industria marítima que vive una crisis por la pandemia de Covid-19, recuerda el presidente de Apimex. En enero de 2020, cuando se daban los primeros contagios de Covid-19, el traslado de un contenedor de 40 pies desde los puertos chinos de Shanghái, Ningbo, Yantian, Xiamen, Qingdao y Hong Kong a Lázaro Cardenás costaba sólo 2 mil dólares. Para la tercera semana de noviembre de 2021, las navieras APM-Maersk, Mediterranean Shg Co, Cosco Group, CMA CGM Group Hapag-Lloyd, Ocean Network y Evergreen Line cobraban 13 mil 500 dólares por traer la misma caja cargada con mercancía de China a México. En octubre de 2021, el traslado de un contenedor de 40 pies llegó  a costar más de 14 mil 265 dólares. China tiene Alibaba, JD.com y Pinduoduo entre las cinco empresas de comercio electrónico por volumen de negocios del mundo. Estados Unidos tiene a Amazon en el segundo lugar y Canadá a Shopify. Fuente: forbes.com.mx